Con este método japonés perderás peso de seguro

874
- Anuncios -

Cuando pensamos en tener un abdomen plano, primeramente se nos pasa por la cabeza hacerlo por una cuestión de estética, sin embargo su importancia principal radica en que nos ayudará a llevar una vida mucho más saludable.
Para reducir esa grasa abdominal tenemos varias opciones, muchas de ellas no tan favorables para nuestra salud, como el caso de las aceleradas dietas. Por otro lado las rutinas de ejercicios son una buena opción, si bien son eficaces, el inconveniente está en acomodarse en un tiempo para hacerlos correctamente.
¿Haz oído hablar del oxigercicio? ¿Qué es?


El “oxigercicio” nació de casualidad, luego de que el actor japonés Miki Riyosuke se realizara un tratamiento para la espalda, a base de ejercicios básicos de respiración para el fortalecimiento de la zona lumbar y abdominal. Pero el resultado fue sorprendente cuando se percató de que tras haber realizado ese ejercicio, también perdió 13 kilos y redujo su cintura 13 centímetros. Miki realizaba los ejercicios sólo dos minutos diariamente, durante 50 días.
La mayoría de los doctores europeos apoyan el uso de los ejercicios de respiración para bajar de peso y explican su eficiencia de esta manera: “La grasa consiste de oxígeno, carbono e hidrógeno. El oxígeno que inhalamos llega a las células de grasa y las descompone en distintas partes (carbono y agua). Por consiguiente, cuanto más oxígeno usa nuestro cuerpo, más grasa quemamos”.
¿Cómo funciona este ejercicio?


Riyosuke decidió definir a este ejercicio como “la dieta de la respiración prolongada”. Básicamente es una técnica donde la persona que lo realiza debe tener una cierta postura, hacer una inhalación de tres segundos y una exhalación de siete, donde por medio de una fuerte respiración, se deberá expulsar todo el oxígeno contenido en la vías respiratorias.
Cómo debes hacer el ejercicio
Primera técnica

El primer paso que debes realizar es básicamente apretar los glúteos colocando un pie por delante del cuerpo, mientras que el otro debes utilizar prácticamente como un soporte, donde cargarás casi todo tu peso. Una vez que estés en esa posición, debes levantar los brazos sobre tu cabeza e inhalar durante tres segundos. Posteriormente, cuando sea el momento de exhalar, tienes que mantener apretados los músculos de todo tu cuerpo, principalmente aprieta los abdominales con fuerza durante siete segundos, mientras expulsas el aire.
Trata de repetir este proceso entre dos y cinco segundos de manera diaria para poder ver resultados positivos de manera más rápida.
Segunda técnica


La segunda técnica de este ejercicio es mantenerte de pie con las puntas de mismas ligeramente separadas, mientras los glúteos nuevamente se aprietan. Cuando logres mantenerte en esa postura, el siguiente paso es poner una de tus manos sobre tu abdomen bajo, mientras que la otra mano debe ir colocada en tu espalda baja con la palma hacia atrás. Tu trabajo manteniendo esa posición es inhalar durante tres segundos, mientras metes la barriga, para luego exhalar por un espacio de siete segundos, metiendo la panza con mayor intensidad.
Es necesario que repitas esta técnica durante dos a cinco minutos para poder ver los resultados de manera rápida.
Opinión de los expertos sobre este método
Michelle Pick

Enfermera en Ginecología y Obstetricia, opina sobre este ejercicio de la siguiente manera: “Si bien no es un sustituto del ejercicio, es un gran primer paso para las mujeres que inician un plan de ejercicios, además de que las respiraciones profundas aumentan los beneficios de cualquier forma de ejercicio”.
Jil Johnson
La especialista en fitnes explica también su punto de vista: “La grasa está hecha de oxígeno, carbono e hidrógeno, cuando el oxígeno que respiramos alcanza las moléculas de grasa, éstas se rompen en forma de dióxido de carbono y agua. Posteriormente la sangre recoge el dióxido de carbono y lo lleva hasta los pulmones para que lo expulsen, por tanto, cuanto más oxígeno utilice nuestro cuerpo, más grasa quemaremos”.
Hampton University
La Hampton Universtity también llevó a cabo un estudio hace algunos años, donde según ellos la combinación del yoga y hacer buenos ejercicios de respiración pueden ayudarte a perder peso de manera sorprendente. El estudio fue de la siguiente manera: Sesenta chicas y chicos fueron divididos en dos grupos, uno de ellos debía realizar ejercicios de yoga, pranayama y respiraciones profundas durante 40 minutos, por doce semanas, cuatro veces cada siete días. Los que realizaron estos ejercicios perdieron casi 3 kilos, a diferencia de los que no lo hicieron, sin necesidad incluso de reducir o dejar el consumo de calorías.

Parece increíble pero es un reto al cual debes animarte si de verdad deseas perder unos kilos demás. Además,puedes ayudar a esa rutina reduciendo las calorías en tus comidas. No es necesario estar realizando interminables rutinas en el gimnasio, basta con acomodarte en tu casa, concentrarte y ¡A perder peso!.

- Anuncios -
Compartir